.

.

jueves, 22 de febrero de 2018

EL CASINO DE CARBALLO EN RIESGO A DESAPARECER



. G. RIAL 
CARBALLO / LA VOZ 13/02/2018 05:00 H

El Casino de Carballo corre el riesgo serio y cierto, ahora sí, de desaparecer. Tras un año de lucha, casi un campeonato de resistencia de un muy pequeño equipo liderado por Ricardo Vilas, la falta de respuesta y sobre todo de dinero para mantenerlo hace temer por su futuro más inmediato. El de la institución más que centenaria, y también del edificio casi centenario que la acoge, que no está protegido y ocupa un cotizado solar en pleno Camiño Novo-Vázquez de Parga. Con él vacío, la sociedad de propietarios (nueve, aunque uno tiene más de la mitad dela representación) podrá hacer lo que considere oportuno con el emblemático inmueble, uno de los más antiguos del casco urbano carballés, y de lo poco que se conserva.
Pero la falta de respuesta, de apoyos y, sobre todo de dinero (una cosa lleva a la otra) ha empujado al presidente de la gestora, Ricardo Vilas, a convocar una junta directiva para esta misma semana, y una asamblea de socios para la siguiente. «Se non hai máis ingresos, ou non hai outra directiva que se faga cargo, isto pecha», advertía ayer. Pese a que se han llevado a cabo innumerables actividades en estos doce meses, no se ha producido un aumento de socios, que con sus cuotas podrían ayudar al mantenimiento, para el que no hay fondos. Los ejemplos son muchos, pero baste uno: los mil litros de gasóleo adquiridos para la calefacción ya están terminados, y no hay dinero para más. La ausencia de socios es tan llamativa que incluso se dio de baja alguno de la directiva anterior, otro de los aspectos que le duele especialmente. «Fáltannos cartos cada mes para poder correr con todo, e así non podemos seguir», lamenta Vilas. Ni siquiera tienen los de bajo ligado al Casino, cuya falta de abono del alquiler ha obligado a Vilas a trasladarlo al juzgado.


El Casino abre todos los días, de 10.00 a 20.30 horas. Lo usan los socios, pero también participantes en actividades como las clases de ajedrez, o la entidad Un Paso Máis. Ha habido actividades culturales y sociales, presentaciones deportivas o ligadas a causas sociales. Y así podría seguir siendo si la masa social se incrementase (son unos 180 socios en la actualidad), o si las cuotas fuesen mayores, o si llegasen más ayudas. Pagar la renta mensual es crucial para poder seguir ocupando el local, y de otro modo no se podrá. También son precisos arreglos, especialmente en el tejado.
Vilas se teme lo peor, aunque deja un resquicio a la esperanza: «A xente darase conta do seu valor o día que o tiren. Coma sempre, cando sexa tarde».


Una institución creada en 1889
El Casino de Carballo se creó en 1889. En la calle Camiño Novo, antiguo número 30, cerca de la ubicación actual, que es donde ya comienza la calle Vázquez de Parga (número 1). La entidad actual surgió el 26 de noviembre de 1924, y el traslado al actual local, el 5 de febrero de 1925. Lo hizo como continuadora de la anterior institución o como algo nuevo, pero en todo caso manteniendo el espíritu fundacional. El primer presidente fue Luciano Regueiro Pumpido. Comenzaba un trabajo que se puede perder.